GUÍAS DE COMPRAS

UN MOMENTO IMPORTANTE: LA COMPRA DE TU CASCO DE MOTO

Momento clave en la vida de todo usuario de scooter o de moto, ya sea debutante o senior, es ahora cuando surge la pregunta: qué casco escoger? Frente al gran abanico de modelos y de precios, la cuestión se torna delicada. Así que, para que no te rompas la cabeza, te hemos preparado una pequeña guía para orientarte en tu decisión.

Los diferentes tipos de casco de moto

Hemos clasificado los cascos en cinco grandes familias: cascos jet (minijet y semijet), integrales, convertibles (modular y convertible, también llamado crossover -), todoterreno(cross, enduro y trial) y por último los cascos infantiles.


Jets



Casco jet




El jet es el casco urbano por excelencia. Abierto y a menudo con múltiples acabados, es el superventas de los usuarios de dos ruedas, con un precio en general atractivo en gama básica. De peso reducido, fácil de llevar si hace buen tiempo, es, sin embargo, menos protector si se produce una caída. Los mini y demijet, están recomendados para una conducción a velocidad reducida, por ciudad y en pequeños trayectos. > Nuestros cascos jet

Casco jet

Cascos minijet y demijet




Muy habituales en el medio urbano, el mini y demijet te seducirá por su ligereza, la sensación de libertad que proporciona y lo fáciles que son de guardar bajo el asiento de la moto. Muy compacto, ofrece menos protección, evidentemente, para el rostro en caso de impacto frontal y es más adecuado para una conducción tranquila en trayectos cortos. > Nuestros cascos mini y demijet

Casco minijet y demijet

Integrales



Casco integral




Es el más protector de los cascos de moto, cubre la totalidad del rostro y asegura la más óptima protección al usuario. Puede ser un poco claustrofóbico, pero garantiza un mejor aerodinamismo y atenúa las molestias sonoras, incluso a gran velocidad. En pleno invierno, es sin duda el que mejor te va a proteger del frío. Por otro lado, aun disponiendo de sistema de aireación, resulta menos ventilado y más incómodo si hace mucho calor. Si usas gafas, un consejo: verifica antes de nada que las patillas se insertan y se retiran con facilidad. Ciertos integrales presentan cortes en la espuma interior previstas a tal efecto. > Nuestros cascos integrales

Casco integral

Convertibles



Casco modular




Combinación entre integral y jet, el modular ofrece la posibilidad de levantar la mentonera para obtener la funcionalidad de un casco jet o viceversa. Atención, de todos modos, a un detalle: no todos los modulares están homologados de la misma manera, elige preferiblemente uno con la doble homologación (P/J) para que puedas utilizar tu casco modular en cualquier situación sin problemas. El inconveniente de esta polivalencia es que el modular es más pesado que un integral debido al mecanismo que le permite transformarse en jet. Nuestros cascos modulares

Casco modular

Casco convertible (o crossover, modular)




El más joven de la familia, el crossover, ha conquistado a un gran público gracias a su polivalencia. En efecto, el crossover une la protección de un integral y la visibilidad de un jet, gracias a la mentonera desmontable. Sus adeptos pueden aprovechar su comodidad en verano y su protección en invierno. Hay que fijarse en si dispone de la doble homologación integral y jet (P / J). Si no es así, tu crossover no te protegerá mejor que un jet. > Nuestros cascos tipo crossover

Casco crossover

Todo terreno



Cascos de cross y de enduro




Es el casco todo terreno. Con el boom del Supermotard, lo vemos a menudo sobre el asfalto urbano, aunque no es su entorno natural. De look agresivo, mentonera compacta y visera larga, los cascos de cross y de enduro se tienen que utilizar necesariamente con gafas o máscara para uso deportivo (aunque algunos están pensados para carretera y disponen de pantalla de protección). > Nuestros cascos de cross y enduro

Casco de cross y enduro

Casco de trial




Fusión entre un casco de cross y un jet, el casco de trial está diseñado para los adeptos de esta disciplina deportiva. Ya sea para la práctica en interior o en exterior, el casco de trial ofrece al piloto un amplio campo de visión y una gran sensación de libertad, debido a su peso pluma. Su forma es atípica, por lo que es fácilmente reconocible, incluso para los no iniciados. > Nuestros cascos de trial

Casco de trial

Niños



Casco para niño




Idealmente concebido para adaptarse a la morfología de los más pequeños, el casco infantil tiene las mismas características que los cascos para adulto, pero con un peso reducido para no molestar sus cervicales. Jet, integral o de cross, presenta a menudo dibujos divertidos o de conocidos personajes infantiles. > Nuestros cascos para niño

Casco infantil

Las técnicas de sujeción

Si elegir el tipo de casco es una tarea importante, lo mismo sucede con la manera de abrocharlo. Os presentamos tres tipos de cierre para tu casco de moto:
con clip, sistema dentado o con doble anillo.


Las hebillas automáticas

La hebilla automática llamada « clip » es muy sencilla de usar, basta con insertar el cierre para bloquear el sistema de ajuste ; está en vías de desaparición. Principal reproche a este sistema, la cinta tiende a aflojarse, con lo que ya no protege de manera correcta. Es por ello que las marcas de cascos empezaron a buscar otros tipos de cierre, como la hebilla micrométrica.


El cierre micrométrico

También llamada hebilla dentada, es un sistema muy utilizado que también se usa, por ejemplo, en las botas de ski, consiste en la inserción de una lengüeta con dientes en el mecanismo de bloqueo. Para ajustar la cinta, basta con tirar suficientemente de la lengüeta dentada. Muy fácil de manipular, el cierre micrométrico se puede desabrochar con una sola mano.


Cierre doble-D

Se considera a menudo como el cierre más efectivo, de hecho, es el único sistema que se resiste eficazmente al arrancamiento y el único autorizado en circuito. Este cierre con doble anillo necesita un cierto tiempo de adaptación para acostumbrarse a su mecanismo de ajuste. Se trata de hacer pasar la cinta por los dos anillos y luego volverla a pasar por el primer anillo para un perfecto ajuste. Un sistema de eficacia probada.

Las pantallas

La pantalla es fundamental; la velocidad de la moto multiplica la fuerza del impacto de un objeto. Para proteger tu rostro y tener un buen campo de visión, deberás llevar un casco con pantalla o en su defecto unas gafas para moto.

Ya sean de tipo aviador si se trata de un casco jet (pantalla de corte tipo gafas), corta o larga (más protectora contra los insectos, polvo y lluvia), la pantalla incluída con un casco es incolora, conforme a las Normas Europeas.

Con los diferentes tipos de pantalla que hay en el mercado, puedes además personalizar tu casco según tus necesidades.


Qué tono de pantalla quiero?

En iCasque, suministramos los cascos con una pantalla incolora, pero a menudo tendrás la posibilidad de tintarla opcionalmente. En caso de exceso de luz, puedes elegir una pantalla más o menos oscura, por la noche solo te servirá una pantalla que esté tintada como máximo al 50%, si quieres conducir legalmente en carretera. Si el tiempo está nublado, una pantalla naranja te proporcionará una mejor visibilidad. En el caso de las pantallas iridium, se trata de pantallas de competición, solo están permitidas en circuito. Por último, la pantalla fotocrómica, se oscurece según tus necesidades.


Pantalla plana?

Si es para una conducción deportiva, tu pantalla pedirá un perfil plano que pueda acoger los famosos « tear-offs » en competición. Este film transparente superpuesto se arranca manualmente cuando la pantalla se ensucia. Con el auge de lo retro, también son un boom en el mundo de la moto las pantallas abombadas, llamadas bubbles, de forma redondeada, para darte un look muy vintage.


Tratamiento antivaho o pinlock para plantar cara al empañamiento?

Para evitar la condensación en la pantalla, los cascos se suministran de serie o bien con una solución antivaho aplicada a la cara interna de la pantalla o, aun mejor, con un film antivaho tipo Pinlock. En su defecto, las pantallas tienen a menudo la preinstalación para recibir este tipo de film. En este caso, viene con dos pequeños picos para fijar el Pinlock sobre la visera. Cuidado de todos modos antes de adquirirlo, pues cada casco necesita un tipo de Pinlock. La durabilidad de un Pinlock es de en torno a dos años como máximo.


Antirrayas para aumentar la esperanza de vida de tu pantalla

Muy frágiles, las pantallas de los cascos de moto llevan a menudo un tratamiento antirrayas que endurece su superficie y darle más solidez. Aun así se trata de un elemento frágil, sobre todo al limpiarlo. Nunca se debe limpiar la pantalla con productos agresivos pues podrías alterar su eficacia. Agua templada, un trapo suave o de antelina es lo más adecuado en este caso, dejando a continuación que la pantalla se seque bien.

La composición de tu casco y sus efectos

Considerado como un factor decisivo a la hora de elegir un casco, la composición del casco, ya sea en termoplástico inyectado, en policarbonato inyectado, en fibra, multifibras (composites) o carbono, asegura siempre la misma capacidad de absorción de impactos, la que exige la Norma ECE 22.05.

Así, la composición de tu casco será determinante, eso sí, en tu confort al conducir (por el peso) y en tu bolsillo (el coste de fabricación no es el mismo para un casco en policarbonato que para uno de carbono).


Dos elementos: cubierta exterior y calotín interno

Dos elementos constituyen un casco de moto, una calota externa, que es la cubierta del casco que es el primer nivel de protección en contacto con el exterior. Su misión es absorber las ondas de choque, repartirlas en caso de caída y evitar intrusiones en el interior del casco.

Calotín interno en poliestireno

A continuación una calota interna o calotín interior que proporciona amortiguación y asegura confort y sujeción. En poliestireno expandido o EPS, hoy en día existen calotines multidendidad con amortiguación diferenciada en función de la zona del cráneo a proteger. Es también en el calotín donde se encuentran los canales de aireación.


Cubierta exterior en policarbonato, carbono, kevlar... ?

La cubierta exterior de tu casco de moto puede estar realizada en diferentes materiales: plásticos sintéticos o ensamblaje de fibras composite. El policarbonato presenta excelentes propiedades mecánicas. Su proceso de fabricación consiste en inyectar un material plástico en un molde que luego se barniza. Debido a esta técnica, a menudo son cascos que ofrecen una sola talla de calota, lo que permite ofrecer un precio asequible, pero un peso mayor.

Los cascos considerados de mayor calidad, los realizados en materiales composite, se sirven de diversas fibras para una mayor eficacia (carbono, fibra de vidrio, kevlar, Dyneema, unidos a resinas o utilizadas conjuntamente como "Multifibras"…). Más ligeros que los de policarbonato, son un poco más caros.

Por último, si se trata de encontrar un casco ligero, nada comparable a la calota en fibra de carbono. Material de alta gama hasta hace poco reservado a la élite, es decir, a los cascos de competición, hoy en día está disponible en la mayor parte de las marcas y en todo tipo de cascos. Como sucede con todos los materiales de alta gama, la realización de un casco de carbono necesita de un equipo especial y tiempo, lo que justifica su precio mucho más elevado.

Cada material tiene sus puntos fuertes. Así, el carbono reduce el peso del casco pero puede resultar más frágil, mientras que la fibra de vidrio es más resistente y a su vez más pesada; por su parte, el kevlar resiste mejor al alargamiento pero peor a la compresión... Tú decides.


Efectos sobre el peso del casco

Como decíamos anteriormente, los materiales que componen la cubierta externa influyen en el peso final del casco, también el tipo de casco(jet, modular...), los accesorios (pantalla solar) y la talla. Un XXXL pesa más que un XS! El peso de un casco de moto oscila entre un poco menos de un kilo hasta 1,8 kg con una media de alrededor de los 1250 gramos (en un casco integral de talla M). Evidentemente, si usas tu casco a diario y en largas distancias, te conviene hacerte con un casco ligero, para evitar la fatiga, principalmente en las cervicales, en la medida de lo posible.

Otros criterios: normas, aireación, accesorios, elementos de confort

Aquí puedes encontrar unos cuantos consejos en temas legales (normativa vigente) y de confort de conducción, para que puedas afrontar con tranquilidad tus trayectos en moto.


Norma europea ECE 22.05

Para simplificar, un casco de moto debe estar homologado para responder a las exigencias mínimas de seguridad. La norma Europea vigente para todos los países europeos, así como muchos países de otros continentes, es la ECE 22.05. Todos los cascos a la venta en iCasque.es están responden a la norma ECE 22.05 y a sus exigencias de seguridad.

Además, tras la aparición de la enmienda 05 de la norma 22, la adición de una letra permite conocer el resultado de un test de protección mandibular al que se somete el casco:

  • J sin protección maxilar (cascos tipo jet o semijet)
  • NP indica que el casco no pasa los tests de protección de la mandíbula (ciertos cascos modulares)
  • P garantiza una protección maxilar integral (cascos integrales)
  • J/P o P/J indica la doble homologación jet e integral(cascos modulares y convertibles)


La espuma interior de tu casco

El interior del casco está constituído de una especie de gorro y unos cojinetes para las mejillas.

En tejido hipoalergénico, a veces antitranspirante y/o antibacteriano, puede ser fijo, parcialmente desmontable (solo los cojinetes de mejillas) o completamente desmontable y lavable, lo que hace más fácil su mantenimiento.


El sistema de hinchado de la espuma

En ciertos modelos de cascos encontramos un sistema de hinchado de las espumas interiores que recuerda a aquellas famosas "Pump", unas zapatillas de deporte de los años 90. Este sistema permite una adaptación morfológica ideal gracias a una bomba que infla y desinfla unas cámaras de aire situadas bajo los cojinetes de las mejillas.


El sistema de aireación en el casco

Si bien un casco jet pueden pasar sin sistema de aireación, pues están bien ventilados naturalmente, los modulares y sobre todo los integrales han de tenerlo obligatoriamente, para resultar confortables en invierno y en verano, pues evita la transpiración y el empañamiento. La circulación del aire se produce en el interior del casco entre las lamas de poliestireno para refrescar o evacuar la condensación. Lógicamente, para un uso más deportivo, la aireación será más compleja, con más entradas y salidas de aire suplementarias. Eso sí, el nivel de ruido aumentará proporcionalmente.


Cubrenariz y barbillera, son accesorios esenciales

A veces se suministran de serie y otras están disponibles opcionalmente, el cubrenariz y la barbillera son indispensables para tu comodidad sobre la moto si tienes un casco cerrado (modular o integral). El cubrenariz reduce la proliferación del calor y limita la formación de vaho excesiva al desviar tu respiración de la pantalla. La barbillera es una especie de faldilla que se añade bajo el casco para reducir la entrada de aire frío por el mentón, reduciendo también los ruidos. En su defecto una braga de moto bien ajustada cumplirá la misma función.


La pantalla solar interna

Cada vez más demandada por los usuarios de dos ruedas, no solo por confort, sino también por seguridad, la pantalla solar interna integrada se despliega y se retrae dentro de la calota fácilmente, a menudo con la ayuda de una tapita para manipularla. Tiene la misma función que una pantalla ahumada cuando la luminosidad es molesta. Si la pruebas, ya no podrás pasarte sin ella.


Usas gafas?

Has de saber que si eres usuario de gafas de ver, los cascos jet y modulares son los más adecuados para ti. Sin embargo, ciertos integrales disponen de cortes específicos en las espumas interiores en la zona donde se insertan las patillas de las gafas para facilitar su inserción. En todo caso, intenta escoger gafas con patillas finas.


Casco conectado

Existen kits intercomunicadores universales para conectar al piloto con su pasajero o con otra moto, pero ciertos fabricantes ofrecen cascos que disponen de serie de un sistema de comunicación propio. Micros y auriculares se integran directamente en la calota del casco.

Como acertar con mi talla de casco?

Si ya has escogido el tipo de casco que te conviene y los accesorios que necesitas, llegamos a la última etapa antes de proceder a la adquisición del casco: elegir la talla correcta. Si es pequeño, tendrás la sensación de llevar la cabeza encerrada en un estuche, y si es grande, no te protegerá en absoluto. Para evitar problemas, sigue nuestros consejos.


Mide el contorno de tu cabeza

Toma un metro de costura y colócalo a 2,5 cm por encima de tus cejas, para medir la circunferencia de la cabeza. Una vez que tengas esta medida, echa un ojo a la tabla de correspondencias. Aquí, un pequeño resumen no exhaustivo de las principales equivalencias entre contorno de cabeza y talla de casco:

  • 51-52 cm / talla XXS
  • 53-54 cm / talla XS
  • 55-56 cm / talla S
  • 57-58 cm / talla M
  • 59-60 cm / talla L
  • 61-62 cm / talla XL
  • 63-64 cm / talla XXL


Por debajo de los 51 cm tendrías que remitirte a la sección de cascos infantiles. Por el contrario, para cráneos poderosos, ciertos fabricantes proponen tallas más allá de los 64 cm XXXL (65-66 cm) y XXXXL (67-68cm) para adaptarse a la morfología de cada motorista.


Confort

Si ya tienes tus medidas y has encontrado la correspondencia en la tabla, te pruebas tu casco y, aun así te encuentras con que el casco te aprieta... que no cunda el pánico, es normal, las espumas interiores todavía están muy nuevas y se tienen que adaptar a tu rostro. Poco a poco, en el plazo de un mes más o menos, te sentirás perfectamente a gusto en tu casco nuevo.